Sergio Jiménez: La importancia de la familia

Entrevista a Sergio Jiménez sobre la importancia de la familia y las canciones de su disco Pasajero dedicadas a su hijo, a su esposa y a sus padres.

Preguntas para guiar la lectura

  • ¿Cómo es la relación que tiene Sergio Jiménez con su familia?
  • ¿Qué tragedia sufrió? ¿Y qué se afirmó aun más después?
  • ¿Qué canciones les escribió a su hijo, a su esposa y a sus padres?
  • ¿Por qué se siente motivado a compartir sus experiencias personales?
Transcripción

Yo siempre he sido muy cercano a mi familia realmente, digamos que no por la música porque cuando yo empecé por la música, mi familia dijo: “No, música no”. [risas] Es muy usual que te digan eso, que no hay un apoyo. Pero sí ha sido una mano diciéndote: “Está bien. Si te caes, levántate. Si se daña, vuelve a intentarlo”. Y he sido muy pegado a mis hermanos, a mis papás. Hay mucho amor hacia ellos también.

Y hay un componente muy interesante también en este disco y es mi hijo. Es una situación muy difícil que yo viví en mi vida porque mi hijo murió a los dos meses de haber nacido. Y entendí realmente qué era el significado de una familia porque cuando tú eres adolescente, tú no aprecias eso. Es difícil que tú sientas un apego, cuando eres adolescente, muy fuerte. Tú crees que el mundo funciona de otra manera, que tú lo manejas, y realmente no, el mundo nos maneja a nosotros. Y nuestros padres son esa guía que quiere que el mundo no sea tan duro con nosotros. Entonces, cuando yo de alguna manera siento ese amor y me vuelvo padre, todo eso que venía yo pensando, de la familia, de la importancia de la familia se afirma muchísimo más.

Hay, creo que, cuatro canciones. De hecho, hay una canción [“Te miro”] que yo le escribí a él cuando nació. Le escribí una canción y ya después de que se fue, yo decidí producirla y hacerla y meterla entre el disco. Y nada que terminar el proceso del disco para mí faltaban cosas y ya como que tenía esa carga emocional de tristeza, pero también de saber que tenía que levantarme de nuevo y terminar el disco y seguir con la música. Hay canciones allí que hablan de eso, que hablan de, bueno, esto hay que levantarlo porque no hay otra manera.

Te miro

Hay otra canción también que se la escribí a mi esposa, que se llama “Respirar”, y eso como una manera de decirle: “Bueno, esto pasó, es muy difícil, pero vamos a seguir y queremos volver a vivir eso, es decir, esto que nos pasó no es el final del mundo y estamos jóvenes y tenemos vida para poder tener más hijos”. Y casi como motivándola a ella realmente. Eso era lo que quería hacer con esa canción.

Respirar

[¿Y es difícil mostrar algo tan personal en un disco así?] No, para nada es difícil. Al contrario, a mí, siento que transmito algo. Siento que la música ha perdido esa búsqueda de hacerte pensar, de que te sientas identificado con alguna letra. Y al contrario de eso, yo siento que con lo que yo hago sí le puedo decir a la gente: “Esto es real. Yo soy real. Mi vida es real. Mi tristeza es real. Mi alegría es real. No me estoy inventando nada”. No estoy buscando un protagonismo o un éxito repentino por algo que es una mentira sino esto es absolutamente real y puro. [Véase el verso “Soy cada uno de mis versos” de “Pasajero“.]

Contigo

Bueno, mira, “Por los días más felices” es algo muy bonito porque yo nunca… sí había tenido la intención de hacer una canción a ellos, inclusive mis papás me decían: “¿Qué? Les escribe canciones a su novia, a sus amigos, a todo, a sus desamores, pero, ¿y sus papás, qué?”. Pero, como es un sentimiento tan grande, también es una responsabilidad muy grande. No es como tan fácil como coger tu guitarra y sacarte a ti porque tu vida está totalmente ligada a ellos desde que vienes al mundo. Entonces, no es tan fácil.

Y en el momento que sentí que había que hacerlo, escribí una canción que dice: “Me debo a una ilusión, Mamá, Papá, qué lindo suena en mi guitarra”. Y ese momento yo empiezo a llorar cuando estoy escribiendo la canción. Entonces, pongámosle esto: “Bañada en lágrimas de amor, mi voz se rompe para decirles gracias”. Y allí se desarrolla la canción y básicamente la canción dice: “Gracias”. Gracias por aguantarme. Hay una parte muy linda que dice: “Gracias por el perdón”. Porque creo que nosotros somos el dolor de cabeza más grande para nuestros padres. Y todo el tiempo están dándonos perdón, dándonos esa guía.

La canción se llama “Por los días más felices” porque indudablemente tú vives momentos muy felices en tu vida. Bueno, de pronto, no todo el mundo. Yo estoy siendo muy general porque hay gente que no tiene buenos recuerdos de sus padres y hay padres que no son buenos padres, pero en general y lo que yo viví y lo que me rodea, sé que son buenos padres.

Entonces, eso fue la búsqueda de hacer esa canción.

Por los días más felices
Unidades didácticas relacionadas