Una explosión de lengua y cultura