Ximena Sariñana: Las cuatro etapas de ‘No todo lo puedes dar’

Entrevista a Ximena Sariñana durante el LAMC sobre el disco No todo lo puedes dar.

Preguntas para guiar la lectura

  • ¿Cuál es una interpretación del disco No todo lo puedes dar?
  • ¿Qué representan el desierto y el telón de fondo que aparecen en la portada?

Ximena Sariñana sobre ‘No todo lo puedes dar’

Hicimos un poquito de investigación sobre las etapas del duelo. Hay un modelo que dice que hay cinco etapas: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. ¿Diría que aplica bien este modelo a la letra del disco?

    Yo creo que sí, ¿no? Mira la verdad qué chistoso que lo mencionas, o sea, a lo mejor de alguna manera inconsciente o conscientemente después de haber visto todas las canciones y escoger el orden, pues un poco sí se lee de alguna manera así, como si fuera una historia, un journey. A pesar de que no fue así a propósito, creo que sí se lee un poco así.

Entonces, ¿cuál sería, por ejemplo, la canción más enojada del disco, que pudiera representar ira?

    Para mí es “Cuando mientes”, ¿no? Porque tiene la fuerza de la ira.
Ira: Cuando mientes

Sí, ¡eso es lo que pusimos nosotros también! ¿Qué tal negación?

    Negación, uf, no sé. A lo mejor “No voy a decir que no”, puede ser. Es una canción más como de decir: “No me importa que no me hace bien, pero a esta persona, o esta situación o esta cosa no le voy a poder negar”.
Negación: No voy a decir que no

Y pasando a la parte final, aceptación. ¿Cuál sería?

    Yo creo que “Este final” es una canción que es súper así. Es como una especie de terminar en buenos términos.
Aceptación: Este final

Sí. ¿Y la parte triste? ¿Cuál sería la depresión?

    La depresión, yo creo que “En medio de la noche” es una canción súper llegadora, ¿no?
Depresión: En medio de la noche

¿Hay alguna que represente negociar un poco, que uno quiere empezar de nuevo?

    Negociación… híjole, no sé la verdad. No se me da bien la negociación.

¡Cortar!

    Cortar así, ¡bum! De tajo.

My way or the highway.

    Exactamente.

La portada, que nos acaban de dar, que nos gusta mucho. ¿Cuál es la idea detrás de la portada?

    La verdad es que un poco lo que nosotros queríamos hacer era… realmente la portada está pensada para abrirlo completito porque es un booklet y se abre. Es un póster gigantesco. Es un poco de sentimiento que yo tenía con lo que era este disco y este proyecto, el estar al mando y al frente de una cosa tan grande, tan compleja y tan abrumadora como lo es un disco o una independencia o cuando terminas una relación y estás solo y estás tú independiente y contigo misma, estar al mando y en control de esto.

    Pues, obviamente para mí era como estar parada en medio de un desierto o en medio de un paisaje así que fuera grande, pero tratar de evocar ese control, ¿no? Y por esto esta idea, de tener una especie de una Ximena en medio de un paisaje gigantesco, pero rooted, por así decirlo, a mí misma y por eso también el backdrop.

Estar al mando en medio de un paisaje gigantesco

Estar al mando en medio de un paisaje gigantesco

Serie de entrevistas: Ximena Sariñana

Unidad didáctica relacionada