Lookbook: Cardón Otoño-Invierno 2015 y la leyenda de Huiñaj

Lookbook es una actividad para practicar el vocabulario relacionado con la ropa con materiales del mundo de la moda. Visitamos las tiendas en línea, escogemos unos looks y calculamos cuánto cuestan.

En esta edición vemos la nueva Colección Otoño-Invierno 2015 de Cardón. Cardón se describe como “la primera marca tradicional argentina [que] desde hace 25 años trabaja para rescatar y poner en valor la identidad cultural del país”. Así Cardón establece una conexión directa entre la ropa y la identidad nacional.

Para reforzar esta conexión también crearon un cortometraje, realizado en Santiago del Estero e inspirado en la leyenda de Huiñaj.

Dibujo de la leyenda de Huiñaj

Huiñaj, dibujo de identidad-cultural.com.ar

Transcripción del cortometraje: Leyenda de Huiñaj

    En la tierra está el origen, bajo su oscuridad esconde secretos que trascienden las generaciones, legados que viajan a través de los siglos, para ser descubiertos por todo aquel que quiera conectarse con sus raíces.

    Cuentan que hace muchos años en esta misma tierra nació Huiñaj, hija del cacique más valiente jamás visto. A ella le debemos cada gota de agua que convierte en barro a la árida tierra santiagueña. Le gustaba vestir una túnica amarilla. Rara vez se le veía fuera de su choza, pero cuando paseaba por los montes, adornaba su cabello con flores que ella misma recogía, flores amarillas. Solía decir que vestir ese color proporcionaban al que lo usaba un buen augurio.

    Un buen día, Huiñaj enfermó. A pesar de los rezos de la gente, el canto de los pájaros y el soplido de los vientos, la niña empeoraba. La sequía azolaba la zona dejando los campos secos de angustia y estupor. Lo que nadie imaginaba era que la Madre Naturaleza tenía un plan mayor para Huiñaj.

    Una mañana de primavera apareció en el monte un árbol nunca antes visto. Estaba colmado de flores amarillas. La lluvia llegó. En nuestros bosques y descampados, aún podrán ver a este árbol llamado Huiñaj. Así lo llamaron nuestros antepasados, convencidos que la niña se convirtió en árbol y no abandonó nunca nuestra tierra. Siempre que florezcan sus flores amarillas, lloverá.

    Pisar nuestra tierra nos colma de serenidad porque es nuestra, porque nos alberga, nos identifica. Algún día en un pasado lejano, alguien confió a la tierra un secreto. Ella lo convirtió en un legado valioso que gira, gira y gira. Cada momento en la vida tiene su tiempo, su sentido, un momento para llegar, un momento para experimentar y el momento de partir. Una parte de la vida es caminar y gritar a los cuatro vientos: ¡Existo! La otra, para ir hacia la luminosa nada, donde todo es desprenderse, alegrarse y celebrar.

    En la tierra está el origen, el origen de las cosas nuestras.

Canción: Hugo Torres – Flor de Huiñaj

Letra
    Cuentan los viejos del pago
    que por los montes vivía
    una indiecita morena
    érase de raza quichua

    Cuando dejaba el telar
    de tarde en tarde salía
    por darle paso a su encanto
    el propio sol se escondía

    Todo el monte se alegraba
    cuando allí se la veía
    llevando en su caballera
    siempre una flor amarilla

    Era la bella del monte
    por el cielo bendecida
    flor de Huiñaj se llamaba
    aquella hermosa indiecita

    La muerte quiso llevarla
    y al presentir su agonía
    su cuerpo se volvió árbol
    prolongando así su vida

    Y los diosos lugareños
    para despedir su almita
    le dieron al árbol flores
    todas color amarillas

    Y desde entonces el cielo
    llorazos se hacen en la vida
    y con lágrimas de lluvia
    moja su tierra sufrida

    Era la bella del monte
    por el cielo bendecida
    flor de Huiñaj se llamaba
    aquella hermosa indiecita

Unidad didáctica relacionada