Entrevista & Cancionero: Cero39 – Junto al mar

Canción: Cero39 – Junto al mar

País: Colombia

Género: Electrónica, Cumbia, Dub, Dubstep

Temas: ‘Sonidos colombianos tradicionales reinterpretados de una manera no tradicional’

Hoja de actividades: Esta hoja de actividades se encuentra en el ebook Cancionero 2012.

Entrevista: Cero39

¿Cómo se pronuncia su nombre? A veces lo decimos “cero, treinta y nueve” y otras veces “cero, tres, nueve”.

    Algunas veces nos dicen cero, otras veces nos dicen cero, treinta y nueve y cuando pensamos en cero, tres, nueve, pensamos en el bingo.

Leímos que el nuevo disco es el producto de más de un año de investigación cultural a lo largo del río Magdalena. ¿Nos habla un poco de los detalles de esta investigación? ¿En qué consistía? ¿Por qué quería hacer esta investigación?

    La investigación fue un reencuentro, fue sentarme con el abuelo, con el músico, fue ir en un río, escuchar los pajaritos, los gritos de la selva, comer pescao, yuca y sancocho, danzar y bajarme unas frías en varias ruedas de cumbia en Barrio Abajo, mientras en las mañanas escuchaba Etta James, algo de cumbia digital, Joe Arroyo y Tujiko Noriko. La investigación siempre fue silenciosa, nunca tenía preguntas, todo el tiempo recibía respuestas. De la flauta de millo, del alegre, del acordeón y de los palitos.

¿Cuáles son algunos de los sonidos tradicionales que se escuchan en sus canciones? ¿Y cómo los reinterpreta de una nueva manera?

    El ritmo del tambor del paletiao (ritmo ribereño) combinao con un break beat, en “Nicomedes”, quiijada peruana con dub. En “Capo”, el garabato (ritmo de carnaval) con los sonidos de batería champetera, pero con un ritmo funky. “Estate” siempre fue pensada como si Prodigy hubiese nacido en Monterrey o en los montes de María. “Morenita” es de color a marimba pero cadencia de porro (ritmos sincelejanos), acompañado de un poco de terapia (ritmo antecesor de la champeta) llevada por la tambora. “Bye bye” un merengue electrocutado y “Junto al mar”, un sentimiento no festivo latino.

Nos encantan los dibujos con la piña bailando. ¿Quién los dibuja? ¿Tiene un nombre ese personaje? ¿Por qué una piña?

    Mi gran amigo Esteban García “Snebtor”, todo el trabajo lo pueden encontrar en snebtor.chiguiro.org. Desde que nos conocimos siempre hemos trabajado juntos, compartimos ideas, conceptos, y vamos paralelos en dos mundos diferentes. La idea de la Piña nace con Johanna Strand Valentin, una amiga sueca en una cafetería del centro de Bogotá. La Piña sería el representante del cero39, como un punto de encuentro latino pero sin compromiso. En un comienzo con Snebtor desarrollamos la sirena, que fue la publicada en Konn. Después pensamos en la piña y cuando vimos el resultado, reflejaba la buena onda que se buscaba reflejar ya que gracias a la buena onda existe cero39.

¿Qué canción considera la mejor que usted ha hecho hasta la fecha? ¿Por qué?

    Me gusta el resultado con los remixes. Me parece emocionante concebir y casi que rearmar un sentido melódico o armónico o de un ruido o algo que encuentro en una canción, “Troposphere 5000” de The Cumbia Cosmonauts publicada por Chusma Records es un gran ejemplo, pensar en 3 contra 2, la incursión de la marimba, los ruidos, el color tribal, etc. El pensamiento de mejor en la música es poder encontrarla a ella (la música, sonidos, etc) en una sincera expresión.