Entrevista: Federico y sus “Amores imaginarios”

Canción: Federico – Creo que te amo

País: Uruguay

Género: Cantautor

Temas: Entrevista a Federico, Comparaciones, Timidez, Montevideo

Entrevista a Federico

federico_1_1280

¿Con cuál de tus canciones te identificás más?

    Es un poco difícil, pero si tengo que elegir una, creo que es “Dulce de membrillo”, puntualmente por las siguientes líneas “Hechos, pequeños sucesos de hoy, que pasado mañana / me convirtieron en ese que yo no pensaba / estoy diciendo que no debí haberte (haberme) dejado / túnel del tiempo, quiero volver al pasado” es un poco mi visión con respecto al paso del tiempo, “crecer” ir dejando atrás a las personas que fui antes, la perdida de la ingenuidad, ver al niño que fui como alguien cada vez más lejano, extraño y admirable.

Uno de los temas recurrentes de los dos volúmenes es el amor no revelado y la timidez. ¿Sos tímido? Si así es, ¿cómo superás la timidez?

    Cierto, bueno el primer volumen es en realidad una recopilación de canciones que estaban guardadas en mi computadora y fueron grabadas entre 2009 y 2011, todas tenían en común el tema del amor no revelado y la timidez, por eso decidí juntarlas en un álbum bajo ese titulo. Entusiasmado con ese primer tomo y como tenía más canciones que seguían el mismo hilo, durante las pasadas vacaciones de invierno (en mi hemisferio corría el mes de julio), decidí grabar el volumen dos. Ahora estoy un poco más entusiasmado y me quedan canciones de amor imaginario así que es probable que el próximo verano (enero-febrero) grabe el volumen tres.

    Y sí, soy lo suficientemente tímido como para escribirle cuarenta canciones a alguien sin ni siquiera saber su nombre, parece bastante estúpido pero tiene sus ventajas, después de todo me quedan cuarenta canciones para mí. En realidad empezar a cantar frente a público me ayudó a vencer un poco la timidez en otros aspectos de mi vida, solo un poco.

Me intriga la mezcla de un tono nostálgico (“La soledad de la tercera edad” o “cuando sea viejo y esté medio muerto voy a recordar estos buenos nuevos tiempos”) con un ambiente escolar (“estoy encerrado en este liceo” o “te veo en la puerta del liceo comprando caramelos”). ¿Todavía estudiás?

    Sucede que la mayoría de las canciones que componen Los Amores Imaginarios las escribí durante mis últimos dos años de secundaria, (los dos años pasados). Durante ese momento era consciente que estaba cerrándose una etapa importante de mi vida, la adolescencia, donde en el trayecto final encontré en la música un lugar, refugio, donde podía sentirme seguro y feliz conmigo, entonces lo viví con mucha melancolía en “presente” e incertidumbre del futuro. Al mismo tiempo tenia una obsesión extraña con las residencias para personas de la tercera edad, una mezcla de empatía y lástima por las personas que viven ahí, casi siempre en soledad con sus recuerdos de los buenos tiempos, notaba un contraste muy grande cuando los comparaba con mi abuelo que pasó sus últimos veinte años de vida en mi casa, siendo muy importante en mi crianza y la de mis hermanos.

También hay mucho humor y referencias (“vos sos mucho más linda que Scooby Doo”) y hasta ideas fantásticas (“me susurra al oído un duende”). ¿Qué importancia tiene el humor en tu música? ¿Por qué incluís referencias? ¿Qué series o películas nos recomendarías?

    Me gusta usar referencias a la cultura pop, también el humor, son herramientas que derriban ciertas barreras que pueden existir entre las canciones y quienes las escuchan, de una forma rápida y fácil, además hacen más ameno y llevadero el clima melancólico y triste que existe en las canciones. Las ideas fantásticas tienen relación directa con el escritor uruguayo Felisberto Hernández y su obra. Lo descubrí en el 2010 de forma bastante particular y enseguida se convirtió en mi autor favorito y en una influencia importante a la hora de escribir. Entre otras cosas, con su escritura dota de vida a objetos aparentemente “inertes”, esto fue lo que quise hacer con la maquina de café en “Para Camila con cariño y timidez”. Podría recomendar un documental que miré hace poco, Signer’s Suitcase sobre el artista Roman Signer, véanlo, nada más. También recomendaría que viesen algo de cine asiático, un par de películas que eran mis favoritas cuando tenía diez años, Happy Time y Not one less de Zhang Yimou, también las películas animadas de Hayao Miyazaki son buenos puntos de partida.

¿Qué te gusta más de Montevideo?

    Montevideo es una ciudad chica, sobrecargada de una variedad arquitectónica muy rica aunque decadente a la vez, lo cual la hace bastante pintoresca. Igualmente pienso que podría ser mucho mejor de lo que es, siento que bien o mal, la ciudad es un reflejo de quienes vivimos en ella, gente en su mayoría cálida y amigable, pero que dejamos todo para último momento y siempre tenemos una excusa para eludir las responsabilidades o para llegar tarde a donde tengamos que ir. Lo que más me gusta de Montevideo es la diversidad cultural y la cantidad de artistas que hay, en todas las expresiones del arte. Por referirme solo a la música, el año pasado tras crear un sello discográfico virtual (http://nikikinkirecords.bandcamp.com), que en un principio solamente serviría para compartir mis diferentes identidades y proyectos musicales, descubrí a muchos jóvenes que como yo, hacen y graban música en su casa, usando sus computadoras. Concibiendo propuestas musicales muy personales, interesantes y urgentes. Les dejo una lista de nombres para que los curiosos investiguen: Agustín Carrere, Tinno Circadian, Agustín zzz, Lila Tirando a Violeta, Coma Sea Soma, Ino Guridi, Kutines, Accidentes, Sebastián Olivera, Fabián Echandía. Hoy en día ellos y muchos más forman parte del catálogo del sello que sigue en constante crecimiento.
Fotos: Vic Valverde