El Caribefunk: ‘Cuando se comparte también se educa’

Entrevista a El Caribefunk sobre el lema del Festival Afrolatino NYC 2015 y también el uso de los términos “latino” y “afrolatino”.

Reflexión: Festival Afrolatino NYC 2015

Primero mira el video. Después lee la transcripción mientras vuelves a escuchar la entrevista. Luego reflexiona sobre estas preguntas.

Transcripción: Entrevista a El Caribefunk

Yo soy Junior Valencia, bajista y hagos coros. Soy Alfonso Salas, guitarrista, hago la voz principal y compongo. Andrés Mordecai, multipercusionista y segundas voces. Yamil Chagüi, percusión y voces.

AFIRMAR

Afirmar las raíces. Afirmamos cada vez de dónde venimos. Afirmamos cada vez que nuestra esencia va mucho más allá de lo que se puede ver. Afirmamos más que una lengua, una cultura. Afirmamos melodías. Afirmamos ritmo, que es identitario. ¿Qué más?

Creo que desde que llegamos y empezamos a estar en el backstage, todo el mundo empezó a tocar y tocaban un poquito de plena y después sale una vaina más africana… decía Wow! ¡Aquí está todo! Yo creo que se afirma la raíz, la cultura de donde venimos.

EDUCAR

¡Cien por ciento! Por eso cuando leíste ese lema, yo sonreí y casi salté de la alegría dentro de mi silla. Te cuento un poquitico de algo de historia para que más o menos nos comprendas por qué es tan importante para nosotros. La mayoría de Caribefunk viajó hace cinco años hacia Buenos Aires, Argentina, a estudiar. La educación en nuestro país [Colombia] cuesta demasiado dinero. Somos una población que sufre de mucha falta de educación porque hay una barrera para poder tener acceso a eso. Uno de nuestros principios como artistas es a través del arte elevar la formación social y educar. Al mismo tiempo que nosotros mismos nos educamos, a todos los lugares que vamos, como este lugar, es como en el momento, uno se nutre de la raíz de la plena hasta convirtiéndose en estar en Puerto Rico, sin estar en ese lugar.

Cuando se comparte también se educa y este tipo de espacio donde se comparte la música, donde compartimos con personas de todos los lugares, en ese compartir está la educación. No hay una imposición. No hay nadie que te está diciendo: “Esto es así. Tienes que saber esto”. Simplemente tú miras, escuchas y tú mismo… es muy bonito estar en un espacio como esto.

Estoy de acuerdo con Andrés. En cada momento estás disfrutando, te estás encontrando con diferentes culturas que a la vez tienen muchas características parecidas de donde tú vienes, pero también estás aprendiendo o por lo menos estás conociendo nuevos idiomas, nuevas lenguas que todavía están rescatando.

Para nosotros la educación más grande en este festival es la música. Porque aunque hacemos música, nos falta mucho por conocer. Estamos en un proceso de investigación. Nosotros cuando dicen qué tocamos o qué es lo que nosotros hacemos, en realidad tratamos de resaltar la esencia, las raíces de cada cosa, pero consideramos que nos falta mucho por aprender. En este tipo de festivales es donde nosotros nutrimos y mañana salimos a tocar con otra energía, transformados, por así decirlo. A través de la música, cada show que vemos a un percusionista, pues también nos influenciamos mucho de esa forma de tocar o elementos que no conocíamos. Entonces, estamos adquiriendo conocimientos a través de la música.

Y las personas también y las entrevistas también estamos aprendiendo muchas cosas. Es como un arma de doble filo. Las entrevistas sirven mucho porque en el momento de las preguntas empezamos a reflexionar sobre todo lo que nos está pasando y es cuando nos damos cuenta de lo maravilloso que es esto. [Y nosotros, claro, aprendemos de ustedes] Es un feedback. [Sí, es un intercambio de aprendizaje] Un cambalache negro [un juego de palabras en referencia a dos cosas: un mercado informal de intercambio y la banda que en ese mismo momento estaba tocando en el festival, Kambalache Negro].

Kambalache Negro: ‘Quiero que todas las razas se junten’

CELEBRAR

Creo que eso es muy raizal porque justamente a los esclavos cuando se les daba el día de descanso, su día festivo, ellos la manera que celebraban era con música. Entonces, esta celebración hace parte de una tradición, hace parte de una historia, hace parte de todo lo que se vivía hace mucho tiempo acá. De pronto nosotros ni enterados que eso era así, pero muy interesante como con la música de esa cultura afro celebraban en su día de descanso.

Para nosotros es una gran celebración realmente el momento de compartir la música también. Te das cuenta cuando ves nuestro performance es una celebración constante porque tenemos la oportunidad de estar en un escenario, de compartir la música, de estar vivos. Yo creo que es el ritual preciso para poder llenarte, llenarnos a nosotros mismos y llenar a los demás.

TERMINOLOGÍA

El lugar de donde nosotros venimos no utilizamos la palabra “latino” porque no existe una diferencia entre nosotros. Venimos justamente de Sudamérica, pero al llegar a los Estados Unidos, nos encontramos con ese término “latino” como una manera de limitar de dónde vienes. Si de Italia, o de España o de Francia, que también son latinos o simplemente sudamericano. Todavía sigue siendo un gran cuestionamiento.

Pero el tema afro para nosotros es muy importante porque nosotros somos 80% de África. Nuestra música tiene un contenido africano 100%.

Creo que el nombre por ahí es bastante sencillo. La palabra “latino” se utiliza mucho aquí, más que todo en este país. Cuando estamos en Colombia, por ahí la palabra “latino” no la utilizamos tanto. El estadounidense cuando dice “latino” identifica una región, una zona geográfica, supongo que identifica una zona geográfica. Como México. [risas] Todos son México. Latinos son México. [risas]

Yo creo que el festival al llamarse afrolatino me parece acertado porque está enfocado y trae simplemente a las comunidades de habla latina de ascendencia africana y así mismo su música. Entonces, tenemos música de origen africano que han traído esas personas a los países de habla hispana, Sudamérica, países del Gran Caribe, Centroamérica, a México y algunos han emigrado a Estados Unidos. Entonces, a esa comunidad de Estados Unidos que está acá, decirle: “Ey, recuerden sus raíces, recuerden que tienen un patrimonio que está vivo aún y que tenemos que recordar siempre”. ¿Y qué mejor manera que con la música? Está todo aquí. Estoy de acuerdo con eso.

¿Y JUNIOR VALENCIA?

[Quisiéramos haber inventado una pregunta para usted, para oír un poquito más de usted. ¿Algo que añadir?] [risas] Estas gafas las… [Sí, de las gafas, sí nos encantan] [más risas] No, la verdad me quedo sin palabras por estar, es una experiencia estar aquí. La hemos guerreado mucho para poder viajar y llevar la música que hacemos a todos los lugares donde podemos llevarla. Poderla compartir con los artistas que admiramos desde hace muchos años, ser parte de esa alegría, esa magia, esa celebración. Es educarse… ¿y la otra? [risas] Y es cumplir un sueño. Estamos muy felices aquí.

Cuando pudimos tener ese primer acercamiento con todos esos artistas y ver que lo que dicen es como viven. Un caso especial es con Danay Suárez la sigo hace mucho tiempo y cuando la vi, la sentí tan pura y tan artista con lo que hace y como expira mucho amor. Entonces te nutres de eso y cambia tu día y al otro día estás un poco diferente, mágico. Es inspiración para seguir. Si existe una nueva edición del Afrolatino Fest, para mí sería buenísimo volver, ese punto, esa biblioteca a donde vas a consultar y llenarte de toda esa magia para poder continuar ese camino artístico.

Video: El Caribefunk – El Caribefunk (Camarón que se duerme)

Videoclip de El Caribefunk grabado en San Basilio de Palenque

Recursos adicionales

Para aprender más sobre El Caribefunk, visita su Facebook. Regresa todos los días del mes de agosto para ver nuevas entrevistas realizadas durante el Festival Afrolatino NYC 2015.

Unidad didáctica relacionada