Alejandro y María Laura: Su viaje a Brasil ‘fue un sueño’

Entrevista a Alejandro y María Laura durante el LAMC sobre el videoclip de “Jardín de Brasil” y su participación en el programa Encuentros en Brasil.

Preguntas para guiar la lectura

  • ¿Por qué no pudieron procesarlo todo en el momento?
  • ¿Cómo se diferenció este viaje de la manera en que viajan personalmente?
  • ¿Cómo se sentían a veces frente a las cámaras?
  • ¿Por qué incluyeron un elemento de fantasía en la canción que compusieron?

Alejandro y María Laura sobre su viaje a Brasil

El impresionante video de “Jardín de Brasil”. Entonces, ¿cómo fue su viaje por Porto Alegre, Gramado, Canela, todo eso?

Todo eso fue un sueño. Recordamos y es como, “¿Eso realmente pasó?”. Bueno, hay prueba porque hay un programa, que dice, ahí estamos. Evidencia de que pasó realmente, no lo soñamos. En realidad conocimos, tuvimos ocho días o siete días allá y estuvimos en como ocho ciudades tal vez. Y creo que cada día se dividía en tres partes, tipo de ocho de la mañana a doce veías un sitio espectacular, de una de la tarde a seis de la tarde veías otro sitio y en la noche te llevan a cenar en un sitio espectacular también. Como había tantas experiencias, creo que fue intenso y surreal porque no sé si pudimos procesarlo todo en el momento. Era como una cosa a otra, otra.

Sí, somos unos viajeros al contrario, somos bien tranquilos, pasivos, caminar lento, ir viendo, quizás no visitamos los siete lugares turísticos el mismo día sino uno cada día. A veces mejor que el lugar turístico resulta ser el café o el mercado. Nos programaron el tour, pero al milímetro y fue increíble también porque no es algo que hubiéramos hecho personalmente. Y conocimos lugares espectaculares y qué chévere, pudimos grabar el videoclip.

¿Te acuerdas de las cataratas? ¿Dónde era eso? En Gramado. Me parece que sí. Creo, me confundo, fue tan rápido. Pero en Gramado creo que eran las cataratas y me acuerdo que llegamos y estaban grabándonos todo el camino y yo llegué y puse una cara, no sé, pero fue como “¡Wow! No puedo creer dónde estoy” y estaba el camarógrafo grabándonos y entonces el camarógrafo me dice: “Alejandro, muy bien. Ahora, regresa y hazlo de nuevo”. Le digo: “Pero, yo no soy actor”. [¿Cómo ponerme esa cara de asombro otra vez?]

Creo que lo más raro de ese viaje, todo fue lindo, pero hubo una cosa rara, que era hablar frente a las cámaras. Porque los otros artistas invitados eran uno, Jorge Drexler, Kevin Johansen, Natalia, no interactuaban con otra persona, interactuaban con el camarógrafo. A nosotros sí nos hacían interactuar, a ver, “¡Conversen!” Y nosotros como, “Bueno…” Cuando conversamos, hablamos de cualquier cosa, pero si esto lo vas a poner en la tele, tenemos que decir algo interesante. Entonces, tomar el vino así y mira, esto… Al final lo único que salía era como “Uy, la comida está buenaza”, “¡Qué rico!”. Nos encanta comer. Pero, en serio, la experiencia fue linda, fue rica, fue bonita.

Y de hecho, bueno, la parte más musical fue el primer día que conocimos a Paulinho Moska y grabamos la canción con él en São Paulo. Y Paulinho es genial. Nos hizo unos arreglos muy lindos. Y previo, habías que componer la canción. Componer la canción fue un reto. Nos dijeron componer una canción sobre Brasil. Nosotros dijimos por si acaso nunca hemos ido a Brasil, no conocemos… no sabemos portugués. Y dijeron: “No, no importa, sobre lo que se les ocurra”.

Claro y la canción es un poco de eso, es como un lugar mágico, podría ser Narnia en vez de Brasil. Podría ser otra cosa. [Entrar en el amario y salir en Brasil o salir en un paraíso.] Sí, es una canción de fantasía, es como Alicia en el país de maravillas. Eso, jugamos siempre en nuestras canciones, jugamos mucho con el elemento fantástico. Si no queramos, siempre aparece por ahí en algún momento. [Sí, eso nos encanta. Es mágico.]

Serie de entrevistas: Alejandro y María Laura

Unidades didácticas relacionadas